• Mié. Abr 21st, 2021

Eutanasia: El caso de la peruana Ana Estrada en la mirada boliviana

Mar 6, 2021

POR PAULO CUIZA

Estrada, psicóloga peruana y activista por la eutanasia, es la primera persona en pedir al Estado por su derecho a morir dignamente cuando ella misma lo decida. Obtuvo el fallo a su favor del Poder Judicial el 22 de febrero de este año.

La abogada Paola Arias Mendieta y la psicóloga Margarett Hurtado en el programa Piedra, Papel y Tinta, que es dirigido por la directora de La Razón y Extra Claudia Benavente.

La peruana Ana Estrada, 45 años, ganó ante los tribunales el derecho de decidir entre la vida o la muerte, en un caso sin igual, al menos en Sudamérica, que desde la óptica de dos expertas en Bolivia abre las puertas a un debate en razón de que la eutanasia carece de una figura legal y toca un punto central respecto a la dignidad de las personas.

La psicóloga Margarett Hurtado consideró, en el programa de La Razón y Extra “Piedra, Papel y Tinta”, que el caso de Estrada tiene que ver con el derecho de una persona a dirimir sobre la vida que quiere llevar.

“Eso es lo que ha pedido, no ha pedido morir mañana; ella quiere el poder de decidir. Ha hecho todo para lograr esa decisión, eso no significa que quiera morir sino que le permitan vivir sin temor haciendo frente a las carencias y con total dignidad”, sostuvo.

“¿Hasta qué punto debemos preservar la vida de una persona?, si esta persona vive con temor, con carencias y siente que pierde la dignidad, en ese sentido, no se pueden generalizar las leyes, cada caso debe ser investigado de manera individual”, apuntó.

La abogada Paola Arias Mendieta afirmó que el tema abrió un debate sobre la vida, pero recordó que en Bolivia el derecho a la vida está protegida por la Constitución Política del Estado y es concordante con los Derechos del Hombre.

“Bolivia suscribió tratados internacionales para hacer respetar este bien jurídico, sin embargo, siendo un tema de interés y vamos más allá, en el Código Penal existe una figura que es tomada como delito, el homicidio piadoso que es cuando una persona ayuda a otra a poner fin a su vida. Puede ser tomada como una conducta inmoral, antiética y abre un amplio espectro de lo que estamos hablando”, recordó.

Arias rememoró que en Bolivia asociaciones de personas con enfermedades terminales han solicitado abordar el tema de la eutanasia. “La norma boliviana es clara y no permite (la eutanasia) sino que determina un tipo penal específico. La misma norma establece perdón judicial, hay muchos elementos subjetivos”, afirmó.

Estrada, psicóloga peruana y activista por la eutanasia, es la primera persona en pedir al Estado por su derecho a morir dignamente cuando ella misma lo decida. Obtuvo el fallo a su favor del Poder Judicial el 22 de febrero de este año. Desde hace tres décadas padece de polimiositis, una enfermedad que ataca sus músculos y no tiene cura, con un deterioro progresivo.

«Soy libre. Mi lucha siempre fue la defensa por el derecho a elegir. Hoy lo he conseguido gracias a las personas que difundieron mi voz: aquellas que se tomaron el tiempo para leerme y comprender desde enero de 2019», escribió Estrada en la red social Twitter, tras conocer el fallo judicial en su país.

Según Hurtado, el sufrimiento del paciente implica el de la familia y la comunidad. “Cuando rebasa los límites la familia sufre con el paciente y ahí surge la dignidad, entonces, si pierdo dignidad prefiero morir. Desde mi experiencia como psicóloga he visto a niños que tenían leucemia y que habían sufrido tal cantidad de transfusiones hasta ya no querer más pinchazos. Un niño de 13 años dijo mi cuerpo es mi cuerpo, soy dueño de mi cuerpo y ya no quiero que me pinchen. Sabía que le quedaba poco tiempo de vida y quería vivir con dignidad.

Personalmente, Arias Mendieta dijo estar de acuerdo con la eutanasia desde el punto de vista de entender que el derecho es parte de la sociedad y que las sociedades van cambiando y en esa transformación se debe tener la capacidad de entender y dar respuesta a “estos nuevos debates que se están presentando”.

“La norma tiene que hacer frente no solo para sancionar”, dijo.

FUENTE: https://www.la-razon.com/